Desde que llegué a Madrid, he ido anualmente a SIMO y a Aula como dos espacios educativos en los que compartir, aprender, descubrir y experimentar distintas prácticas educativas.

El mes pasado me llamó mi querido Alberto Mayoral para proponerme una locura, diseñar un breakout para SIMO sin saber cuanta gente iba a venir, ni el espacio que íbamos a tener…¡todo un reto! Pincha en la imagen que te lo cuento en este vídeo:

El breakOut se ha enmarcado en la jornada  #TICspiración18 promovida desde Escuelas Católicas, que lleva durante varios años participando en SIMO promoviendo el aprendizaje digital en el aula.

Este año he tenido la suerte de compartir la tarde con Charo Fernández precursora de la implantación de las TIC en el aula, del trabajo en red, de la creación de blogs educativos…alumnas del colegio Nazaret Oporto que nos contaron su experiencia en Silicon Valey con su proyecto de big data acompañadas por su profesora Carmen Navarro y su directora Mar Izuel y profesores de diferentes centros que diseñaron las guías de la generación apps.

Teniendo en cuenta este potencial de los participantes y este entorno digital, basé el breakoutEdu en la implantación de las tic en el aula, las posibilidades, las ventajas de aprendizaje… y  partiendo de los diferentes break que he diseñado con mis queridas breakchup: Maria y Montse se planteó a los participantes neutralizar un virus informático que los #blackhackers iban a propagar en media hora en todos los colegios españoles para frenar el impacto de las tic en el aula mediante la siguiente carta:

 

Una vez formados los equipos, empezó el juego: la búsqueda, el trabajo en equipo, la resolución, el uso del móvil para abrir candados digitales, la comunicación, el pensamiento… todos los procesos que se activan mientras estamos aprendiendo y trabajando juntxs. Fue un break muy interesante porque había profesores, profesionales de otros sectores, alumnos…lo que demostró que es apto para todos los públicos!

Cumpliendo con los 40 minutos de juego, todos los equipos consiguieron abrir sus 4 candados y consiguieron construir la frase final de Montserrat del Pozo «La primera innovación es querer al alumno» llegando así a una conclusión conjunta de los 10 equipos.

Tras el juego, hablamos de las conexiones pedagógicas que pueden tener este tipo de actividades en el aula y dimos paso a la presentación de las guías que habían encontrado dentro de la caja mediante un qr.

Os dejo la presentación con la que trabajamos durante la tarde: Conectados con la educación

Muchas gracias a la confianza de Escuelas católicas y un placer compartir la tarde con profesionales, compañeros y amigos como Irene, Loli, César o Kq.